miércoles, 9 de mayo de 2018

RICARDO ROA Y CLARIN COMPLICES COMO SIEMPRE DEL GENOCIDIO ECONOMICO.





El momento de la decisión está en la foto de tapa de este martes. El ministro de Finanzas va, cabeza gacha, junto al presidente del Banco Central, que lo consuela o que lo empuja con la mano sobre la espalda.
Nicolás Dujovne y Luis Caputo se saludan al salir de la reunion con el Presidente Mauricio Macri 07/05/18Foto: Mario Quinteros
Luis Caputo y Federico Sturzenegger. (Mario Quinteros)
Es la noche del lunes y Luis Caputo y Federico Sturzenegger acaban de salir de la Casa Rosada y de ser copartícipes de la decisión más difícil que tomó Macri hasta ahora: pedir el auxilio del Fondo Monetario.
Auxilio que es auxilio para el Gobierno y que es auxilio para una economía acosada por la corrida del dólar, la inflación y el déficit. Y encima con la oposición unida contra el aumento de tarifas y de tarifas atrasadas por años, como si sólo y nada más se tratara de un acto de campaña electoral anticipada.
Si había que tomar una decisión así, y había que tomarla, este era el momento porque la urgencia manda.
El país necesita financiamiento como el pan y está el riesgo de que parte de los $ 680.000 millones en Lebacs que vencen la semana próxima no sea renovada y vaya al dólar.
Caputo contó que el precio de los bonos argentinos se estaba desplomando y la confianza en la Argentina, también.
Ese problema, sobre todo nuestro, va de la mano de otro, común a muchos: el impacto de la suba de la tasa de interés norteamericana. Un combo de crédito caro y fuga de capitales que acá precipitó una crisis que se veía venir.
Les dijo Macri a los ministros: “Ya que hay que hacerlo, lo mejor es hacerlo ya”.
Quiso mostrar y mostrarse como alguien que toma decisiones fuertes y está dispuesto a pagar los costos de esas decisiones.
TV grab of a national transmission of the Argentinian Presidency as Argentina's President Mauricio Macri announces the beginning of negotiations with the IMF's managing director Christine Lagarde in Buenos Aires, on May 08, 2018. The Argentine peso fell 4.61 percent in opening trade Tuesday, signalling a return to the volatility that prompted the country's central bank to intervene last week to support the currency. / AFP PHOTO / Argentinian Presidency / HO / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / ARGENTINE PRESIDENCY / TV GRAB" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
El Presidente, al anunciar el regreso al FMI.
Macri recibió cuentas públicas fuera de control, un Banco Central desfondado y una montaña de subsidios imbancable. Todo, más una inflación artificialmente contenida. Eligió el gradualismo para enfrentar la herencia o mejor sería decir que eligió el gradualismo porque lo creyó el mal menor.
Otra cosa es si no subestimó la magnitud de la crisis. Y si acertó con las políticas: enteramente suyas fueron la costosa reparación a jubilados y el presupuesto extra para grupos piqueteros. Tiene que hacer ahora el ajuste que muchos le dicen que tiene que hacer pero que al momento de comprometerse lo único que harán es pedir que a ellos se los exceptúe.
Ingratitud o mezquindad. O un poco de las dos cosas. Ajuste y FMI son dos palabras de las que todos huyen. Tienen la peor prensa. Huyen los peronistas y también huyen los radicales o una parte grande de los radicales.
Si el macrismo a veces o a menudo tiene problemas de comunicación, mejor que no los tenga esta vez: por el pacto con el Fondo lo acusarán de las peores cosas, empezando por entregar la soberanía y arrodillarse ante el poder financiero internacional.
Pólvora segura para la batalla política y quizás calma para la batalla económica. Al Fondo le sobra plata que a la Argentina le saldrá mucho más barata que cualquier otro crédito.
Pero hay un pero que es el pero de siempre: qué ajuste exigirá el Fondo. Habrá que ver si es cierto que el Fondo está buscando un caso exitoso y si el antipopulismo del macrismo merece un tratamiento especial como cree el macrismo.
Y hay otros interrogantes. Uno es si Macri hará cambios en un equipo económico que siempre corrió esta crisis de atrás. Y otro es si Dujovne será el interlocutor del Fondo. Justo quien se la pasó minimizando la existencia de la crisis.
¿Qué significa, si no una crisis, acudir al auxilio del Fondo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario