miércoles, 29 de junio de 2011

FORJA: PATRIA PAN Y PODER AL PUEBLO.

El 29 de Junio de 1935, la Asamblea Constituyente de la Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (F.O.R.J.A.), consideró que: “SOMOS UNA ARGENTINA COLONIAL… QUEREMOS SER UNA ARGENTINA LIBRE”.Como otra de las tantas fechas de importancia en el acontecer político de los argentinos, ésta no es debidamente recordada a nivel de las efemérides establecidas.

Aquel día, Arturo Jauretche, Gabriel del Mazo, Raúl Dellepiane, Homero Nicolás Manzione (Homero Manzi), Jorge del Río, Raúl Scalabrini Ortiz, Manuel Ortíz Pereyra, Atilio García Mellid, Guillermo y Carlos Maya, Francisco Capelli, Oscar Meana y Juan B. Fleitas, entre tantos otros, fundan un movimiento profundamente ideológico surgido de la crisis de la Unión Cívica Radical acelerado a raíz de la muerte de Hipólito Yrigoyen.

Fue un intento de recuperar el Partido para las ideas que el Caudillo había puesto en marcha en su larga carrera de conductor.F.O.R.J.A, preconizó el retorno a los principios federalistas, sus integrantes fueron hispanoamericanistas y antiimperialistas, y criticaron activamente la política del gobierno durante la llamada Década Infame por su sumisión a los intereses del capital internacional.

Arturo Jauretche en “"FORJA y la década infame" señala que "Fue una labor humilde y difícil, porque tuvimos que destruir hasta en nosotros mismos, y en primer término, el pensamiento en el que se nos había formado como al resto del país, y desvincularnos de todo medio de publicidad, de información y de acción pues ellos estaban en manos de los instrumentos de dominación, empeñados en ocultar la verdad".Agregando que el desafío de los Forjistas fue "...renunciar a todas las doctrinas y las soluciones que daban las cátedras”.

Considerando que "...era un signo evidente que por debajo de las superestructuras culturales, había ya un nuevo pensamiento en marcha, con el que no coordinaban las viejas fuerzas políticas.".Asimismo, dice "Éramos la primera manifestación de una conciencia argentina que se estaba creando con las transformaciones del país" y finaliza manifestando "Habíamos contribuido a la maduración de un pensamiento nacional que sólo esperaba el momento histórico y su conducción para manifestarse". (Fuente: www.elortiba.org – Cuadernos de la Memoria – Arturo Jauretche).Ese pensamiento nacional tiene su “momento histórico” a partir del 17 de Octubre de 1945, día, (parafraseando a Raúl Scalabrini Ortiz) de la sublevación del subsuelo de la Patria. En ese momento y cómo bien lo señalara el autor de “Historia de los Ferrocarriles Argentinos”…

“Era el cimiento básico de la nación que asomaba”.Mucho y extenso es lo que se ha escrito sobre este movimiento político, y sobre sus principales referentes, pero vale la pena traer a colación lo que Francisco José Pestanha pone de relieve en su artículo “FORJA: la conciencia nacional en marcha” (www.pensamientonacional.com.ar), cuando dice: “La profunda intuición desarrollada por los forjistas a partir del cuestionamiento al orden establecido les permitió por su parte visualizar claramente un proceso que venía acuñándose en el subsuelo material y cultural de la patria. Ello era lógico, ya que ellos mismos eran integrantes de ese subsuelo patrio, y además, de una generación que protagonizaba una profunda revolución ética y estética. Tal como lo enseña Juan W. Wally, los componentes de Forja integraron una de las progenies más brillantes de la argentina desde todas la ramas del quehacer cultural reaccionando contra un proyecto oligárquico de país que pretendía hacer la Europa en América”.Y en otro trabajo del mismo autor, titulado “FORJA enseña”, (misma fuente) manifiesta “Dos razones fundamentan la indubitable vigencia que mantiene el pensamiento forjista en estos días.

La primera, la agudeza y lucidez de un cúmulo de aportes teóricos que han logrado trascender su propia existencia como agrupamiento político (entre 1935 y 1945). La segunda, la notoria similitud existente entre aquellos tiempos históricos y los nuestros”.Y es aquí en donde debemos detenernos y preguntarnos: ¿el sometimiento al imperialismo de turno feneció? ¿los dictados imperiales han desaparecido?.No cabe dar respuesta, la misma está inmersa en la realidad no coyuntural, sino histórica, que nos ha tocado vivir desde 1955 en adelante.

Osvaldo Vergara BerticheRosario, Provincia de Santa Fe, República Argentinaculturaynacion@Argentina.comFuente: www.lagazeta.com.ar

GB

lunes, 27 de junio de 2011

Mentiras piadosas (?)











Que el torneo estaba arreglado dice Susana Viau la escriba el monopolio y repiten los coreutas magdalenianos, majulianos, lanattianos y etcs.





Y Gimnasia y Esgrima de la Plata, EQUIPO del cual nuestra presidenta es hincha y su madre es dirigenta, anda penando en la promoción, que Ríver, claro, se salva, obvio, y que Independiente dirigido por un ex Huracán club contra el cual se enfrenta (y le hace CINCO GOLES), se entrega, según el técnico Caruso Lombardi, para perjudicar al ya descendido Quilmes,( del cual el Jefe de Gabinete es vicepresidente.)



Que los árbitros coimeados, que se juega sin público para que no haya inconvenientes y el gobierno se favoresca, "imaginate disturbios a pocos días de las elecciones en Capital, noo, Cristina no se va a arriesgar", que "con público porque Cristina se gana la simpatía de los hinchas de Ríver", que es culpa del gobierno ( dice el herido gorila rivBerplatense Longobardi junto al economista y director de Poliarquía Sergio Bernstein, también herido rivBerplatense y gorila ad hoc) todo lo ocurrido ayer al término del partido.



Que la tv pública no mostró los incidentes ( lo hizo durante media hora, no durante tres horas, vale aclararlo) según María O' Donnel, Magdalena, el monopolio y La Nación y Leuco, y Goebbels el ministro de propaganda del nazismo, quien mentía, mentía porque al final algo quedaría.



Que en este país de las falacias que plantea le enemigo mediático la gente NO CONSUME: SABEN QUE ? DESAHORRA, SI NO HAY CONSUMO HAY DESAHORRO.

En síntesis, todo sirve, para esmerilar al gobierno que, desde Catamarca hasta aquí ganó las elecciones en 8 PROVINCIAS con-se-cu-tivas, incluída la derrota por 350 votos en la Chubut del vice del duhaldismo...

No, si yo ya sabía que los medios marcan la agenda y la gente es tonta.


GB


PD ESTA TODO ARREGLADO.






viernes, 24 de junio de 2011

1º de Mayo del año 1947




“La Nación no es patrimonio de los doctos ni menos de los adinerados, sino que está formada por todos. Por los ricos y por los , pobres, por los cultos y por los ignorantes. Entre todos se forma la vida diaria. Sin la ciencia y sin la inteligencia es verdad que llevaríamos una existencia primitiva, pero no es menos cierto que sin el esfuerzo muscular, sin la habilidad manual, la ciencia y la inteligencia no encontrarían, o ten­drían muy limitado, el campo de sus actividades. La cultura de los trabaja­dores modestos podrá ser deficiente, pero ellos conocen mejor que nadie las necesidades y los problemas de los núcleos más débiles.






Su experiencia suple las deficiencias de su preparación y su labor legislativa -por ajus­tada alas realidades- puede ser más útil que la de los meros teorizantes; que la de quienes de buena fe viven en un mundo ficticio; que la de quie­nes, enceguecidos por su dinero, creen que sólo son elementos dignos de consideración los que gastan o dilapidan por encima de tantos pesos al año y que quienes no alcanzan ese nivel sólo son populacho despreciable; que la de quienes ahora se asustan de que hablemos de "descamisados", olvidando que fueron ellos los que, por su egoísmo, dejaron a los obreros en camisa; que la de quienes ahora se acuerdan de llamar "trabajadores dignos" a los mismos obreros que despreciaron y explotaron.”



Juan D. Perón.



Prof GB

Doctrina.








"La solución del problema argentino está en aumentar la producción, en el orden de la producción misma, en el orden de su industrialización y aun de su comercialización. Para ello debemos ir pernsando en la encesidad de organizar nuestra riqueza, que hasta ahora está totalmente desorganziada, lo que ha dado lugar a que hasta ahora el repsente el beneficio de esa riqueza haya ido a parar a manos de cuatro monopolios, mientras los argentinos no han podido disfrutar de un mínimo de esa riqueza. Esa riqueza se ha perdido por falta de organización. ¿Y quién ha de organizar la riqueza?. ¿Los monopolios? Se habla de economía dirigida. Y yo pregunto: ¿Dónde la economía es libre? Cuando no la dirige el Estado, la dirigen los monopolios, con la única diferencia de que el Estado lo puede ahcer para repartir los beneficios de la riqueza entre los catroce millones de argentinos, mientras los monopolios lo hacen para ir engrosando los inmensos capitales de sus casas matrices, allá lejos, en el extranjero.


¿La iniciativa privada? Bienvenida, pero para producir, no para especular."


Exposición de los aspectos fundamentales del Paln Quinquenal en la Cámara de Diputados, 21 de octubre de 1946.


Prof GB

Dice el General Perón

"La oligarquía, está compuesta por dos clases de hombres: los que desde los gandes buffets internacionales manejan a los otros, que son los que con el nombre de funcionarios se hallan al frente de un gobierno-. Al decir oligarquía nos referimos a los garndes financistas que han dominado el país, porque el dueño de una fábrica que trabaja y la hace producir no constituye un peligro para el Estado, sino que el peligro lo constituyen, precisamente, los grandes consorcios.
Hoy los verdaderos productores, industriales y comerciantes, han comprendido la realidad, y estamos en guerra no solamente con esos reductos de la oligarquía, con lo que pagan y con los que gobernaban pagados por ellos; pero, afortunadamente, estamos venciendo a esas fuerzas del mal dentro de la economía argentina. Ellos publican todos los días en esos diarios, que se llaman "prensa seria", artículos que todos sabemos quién los hace y quién los paga. Esas fuerzas de la oligarquía se hallan en plena retirada, pero a nosotros no nos satisface la retirada y solamente habremos de dejar de perseguirlos cuando los hayamos aniquilado total y definitivamente."

En el acto de la firma del convenio de la industria del calzado, 11 de octubre de 1946.

Prof GB

miércoles, 22 de junio de 2011

Las Frazadas de la Fundación, en Agenda de Reflexión.



Días pasados comentaba el clima que había dejado en mi memoria emotiva el episodio de los fusilamientos en José León Suárez y la simbología del monolito a los ojos de un niño.

Posteriormente, el amigo Nando Bonatto describe los sucesos de los bombardeos a Plaza de Mayo de junio del ‘55 infiriendo como habían provocado en su alma; su “primera indignación y toma de partido”, según sus propias palabras.

Evoco ahora, otra de esas marcas indelebles que quedaron en mi memoria, cuando los mayores me contaban acerca de la destrucción de todo aquello que había generado la Fundación “Eva Perón”, movida por un odio irracional que simbolizaba el despojo de lo que tuviera como destino a los más necesitados.
Pero de toda una larga lista de objetos me impactaron particularmente: las frazadas.
Era aquello que protegía del frío a los chicos en las cerradas noches del invierno.
Eso fue lo que me dolió en el alma. Y todo porque una etiqueta aseguraba que su procedencia era de la Fundación de aquella joven mujer que suscitó tanto miedo y odio en aquella gente mezquina y despiadada, que se vio obligada a desaparecer su cadáver, previamente vejado por exigencia de su bajeza sin límites.

De esta Fundación, considerada: “un peligroso ejemplo de demagogia populista y antidemocrática”, fueron destruidos, miles y miles de: colchones - sábanas - frazadas - alfombras - cortinas - prendas de vestir - utensilios - bicicletas, pelotas de fútbol y juguetes diversos.
La depredación abarcó incluso a las unidades turístico-termales de alta montaña como Puente del Inca y Las Cuevas, donde se llegó a tirar al río Mendoza, vajilla y cristalería importada de Finlandia y Checoslovaquia. La Revolución Libertadora desalojó a los niños internos del Hogar de Termas de Reyes Evita, en Jujuy, y habilitó sus instalaciones como casino de juegos; interrumpió también la construcción en marcha de tres hogares de ancianos en Córdoba, Santa Fe y Tucumán, de un policlínico en Corrientes, y abandonó las obras del Policlínico de Niños y Lactantes de la calle Warnes, en la Capital Federal, ya muy adelantadas, y en las cuales la Fundación había invertido 400 millones de pesos).

Los trabajadores, en general, contemplaban los viajes de vacaciones como una cosa lejana, irreal, propia de gente adinerada con las que ellos nunca habían tenido contacto, es decir, característica de una clase a la que ellos no pertenecían. Imaginaban esta “aventura”, compleja y elaborada y sentían temor de no poder desenvolverse en ese medio extraño.
Estos programas de turismo social ofrecidos por la Fundación., fueron desactivados a partir de 1955.
De los cuantiosos fondos con que contaba al momento de ser intervenida (3.280.458.812,10 pesos moneda nacional en activos -que, sumando un interés anual del 4 %, ascenderían hoy a más de 1.000 millones de dólares post-convertibilidad- y 504.188.931,03 pesos moneda nacional en deudas) las autoridades golpistas jamás dieron cuenta de su destino.
A todo esto, hay que sumar su solidaridad con los países extranjeros, en situaciones de catástrofe o necesidad; tal el caso de Ecuador, España, Italia, Israel, Francia, Japón, Perú y Bolivia.
Y así y todo, la Fundación Eva Perón le dejó a la sociedad:
- 23 modernos policlínicos generales, de cirugía y maternidad, con una capacidad media de 500 camas
- Policlínico para tuberculosos
- Clínica de readaptación para niños
- Clínica para reumáticos en Termas de Reyes (Jujuy)
- Institutos para alienados
- Instituto del Quemado
- Hospitales en todo el país y servicios de urgencia modelo
- Escuela de Enfermería y Tren Sanitario. Este último, dotado de la más moderna aparatología, cumplía con la tarea de relevamiento y protección de la salud de las poblaciones más alejadas de los grandes centros urbanos.
- 3 hogares de tránsito en Capital Federal, que hallaron su réplica en el interior, además del hogar de la empleada General San Martín para mujeres sin hijos que sufrían la carencia de alojamiento definitivo.
- 1.000 escuelas
- 18 Hogares Escuelas para niños de padres sin recursos
- Ciudades Infantiles en Buenos Aires, Córdoba y Mendoza
- Ciudad Estudiantil para adolescentes del interior que estudiaban en la Capital Federal,
- Ciudades Universitarias de Córdoba (para 2.000 estudiantes argentinos y 400 extranjeros) y de Mendoza.
- Campeonatos infantiles y juveniles de fútbol, ampliados luego a torneos de atletismo, natación, básquetbol, esgrima, etcétera, con un sistema que chequeaba la salud de 300.000 jóvenes por año.
- Colonias de Vacaciones en Córdoba, Mar del Plata y Buenos Aires, que trasladaban anualmente a 70.000 niños hacia esos lugares de esparcimiento.
- Pensiones a la vejez (entregadas por primera vez)
- Hogares de Ancianos con trabajos voluntariamente en forma remunerada en labores productivas adecuadas a su edad y vocación, asistencia a biblioteca y sala de música, con paseos, charlas y otras actividades de esparcimiento
- Cadena de Hogares de Tránsito
- Barrios en Saavedra y La Matanza), que proporcionaron casa propia a 25.000 familias, y otros en el interior del país.
- Plan Agrario donde operaron en el interior del país los primeros 170 tractores, 125 sembradoras, además de arados y rastras de diverso tipo, cultivadoras, juntadoras de maíz, acoplados y otros automotores que había adquirido para pequeños propietarios y colonos, con Talleres rodantes que permanentemente recorrían los campos dando auxilio mecánico a quien lo necesitara.
- Plan de trabajo rural organizado
- 181 proveedurías para apoyar el programa de abaratamiento de precios que los monopolios comerciales se negaban a acatar. En las proveedurías la gente encontraba a bajo precio los artículos de primera necesidad que por entonces los monopolios sustraían del mercado para provocar su encarecimiento.

Publicado por Unfor en 2010 en el aguante peronista[Texto gentileza de Rodolfo Parbst y la lista Conozcamos la historia]

EL IMPERIO Y EL PUEBLO.



Los ingleses ante Buenos Aires (18 al 26 de junio).El 18 de junio se reciben las primeras informaciones de encontrarse buques enemigos en las cercanías de la isla de Flores. Sobremonte no toma otra medida que una relación de los capitanes de milicias sobre el estado de caballos y monturas. Pasan seis días de nerviosa expectativa; el 24 a las cuatro y media de la tarde se avistan navíos de guerra frente a Quilmes; al anochecer, el comandante de Ensenada, capitán de navío Santiago Liniers, entrevé unos buques “alterosos y de poco guinda” que le parecen mercantes holandeses.


Esa noche el virrey celebraba una fiesta familiar epilogada con una función en la Casa de Comedias (la representación de “El sí de las niñas”, de Moratín, ha quedado clásica). Allí le entregan nuevos pliegos de Liniers rectificando que los buques no eran mercantes holandeses sino navíos de guerra ingleses, pues acaban de dispararle unos cañonazos que habría replicado con sus baterías costeras.Eran las 9 de la noche. Sobremonte se retira a la Fortaleza. Convoca a las milicias urbanas para la mañana siguiente en los cuarteles del Fijo y de Dragones, desocupados por estar los cuerpos en Montevideo. Sube a la azotea de la Fortaleza para “hacer señales a los buques corsarios a fin de que se cobijaran” (esta actitud hizo creer que estuviese en connivencia con los atacantes), ordena que el subinspector de Milicias y Tropas Regladas, Pedro Arze, con las “más aparentes” milicias cubriese el puesto de Quilmes, mientras el teniente-coronel de blandengues, Manuel Gutiérrez, con doscientos de los suyos iría a proteger a Ensenada. Y se va a dormir.Al amanecer del 25 las milicias de infantería se aglomeran en La Ranchería, cuartel del Fijo, y las de caballería en Las Catalinas, asiento de los dragones: son mil trescientos hombres en cada cuartel, fuerza ponderable si tuviese instrucción y armas.


Hacia las nueve de la mañana se presenta la escuadra inglesa, que había cambiado tiros la noche anterior en Ensenada, a la vista de la ciudad y en formación de guerra: en la Fortaleza disparan tres cañonazos en señal de alarma, lo que congrega en la plaza a considerable gente – calculada en mil quinientos entre hombres, viejos y niños – que vivan al rey y piden armas para “defender la Patria” (la patria era la ciudad en la terminología de la época). Sobremonte se muestra en los balcones, y los arenga. Por primera y única vez en su vida es aclamado; dice que “están tomadas todas las providencias”, y los invita a retirarse “a almorzar, que él vigilaría” con su catalejo.
El desembarco (25 de junio).A las 11 de la mañana del 25 los ingleses, después de recorrer la costa en busca del mejor lugar, empiezan el desembarco en Quilmes. Son veinte botes que van y vienen con soldados uniformados de rojo, cañones, caballos, arreos, pólvora, que depositan trabajosamente en la playa bajo una llovizna fría; un bañado los separa de la barranca. Desde allí un sargento de artillería española con cinco hombres y una de las piezas encargadas de las señales dispara el cañonazo de alarma, conforme a lo convenido, y permanece firme. Tal vez los ingleses creen que hay más tropas ocultas en los espinillos, pues se quedan en la playa, calados y ateridos.


Hasta el anochecer dura el desembarco de los 1.635 hombres, con sus implementos.Arze llega a mediodía a Quilmes con 400 milicianos elegidos entre los más dispuestos y mejor montados, a los que ha agregado cien blandengues, dos cañoncitos de a 4 y un obús de a 6. Toma posición en las barrancas junto al sargento del cañón y no hace nada, nada, en toda la tarde. Mirar, nada más. Los milicianos y blandengues desean cargarse al grupo de ateridos ingleses, que se va engrosando cada vez más, pero el subinspector sólo quiere obrar sobre seguro. Manda pedir refuerzos; y mientras vienen, seguirá esperando.Llega la noticia del desembarco a Buenos Aires. Sobremonte manda tocar generala a las dos y media de la tarde, y la multitud vuelve a congregarse en la plaza; los milicianos reclaman armas, pero el virrey no se atreve a armar a las milicias, dirá más tarde el cabildo en su informe. Se limita a distribuirlas, desarmadas, en compañías al mando de algunos oficiales veteranos. Sólo más tarde les dará una carabina con cuatro tiros a los de caballería.


“Se tocó la alarma general – dirá Belgrano en su Autobiografía – y conducido del honor volé a la Fortaleza, punto de reunión: allí no había orden ni concierto en cosa alguna como debía suceder en grupos de hombres ignorantes de toda disciplina y sin subordinación alguna. Allí se formaron las compañías y yo fui agregado a una de ellas, avergonzado de ignorar hasta los rudimentos más triviales de la milicia”.Sobremonte ordena que la caballería vaya al puente de Gálvez (hoy puente Pueyrredón) donde atraviesa el Riachuelo el camino del sur: son 129 hombres de a caballo, la mitad mal armados. El resto de las milicias debe concentrarse en sus cuarteles, a la espera de armas y órdenes. El virrey revista los 129 del puente, a quienes agrega un tren volante de artillería; luego vuelve a la Fortaleza a disponer se saquen los caudales para el interior, conforme a lo previsto, con una escolta de cien blandengues. Como ha cumplido su deber, se va otra vez a dormir.Combate de Quilmes (26 de junio).Todo parece una comedia. Los ingleses completan el desembarco al anochecer del 25, pero se quedan en la playa, entre el río y el bañado, empapados por la lluvia. Arze, como fascinado, no se mueve en toda la noche, no obstante que la lluvia hubiese favorecido el ataque. Al amanecer del 26, los ingleses inician lentamente el avance por la tosca húmeda y anegada: cruzan el bañado con el agua por las rodillas arrastrando los cañones. Arze se limita a mirarlos desde su altura. Los invasores se despliegan en orden de combate ante la posición de Arze (“la más bella posible” dirá uno de ellos), y solamente entonces el caballeroso subinspector rompe e1 fuego con los dos cañoncitos y el obús; los ingleses responden con sus schrapnell.Al oír los disparos, Sobremonte sube con su edecán a la azotea de la Fortaleza.


Mira con un catalejo: “los ingleses saldrán bien escarmentados”, asegura satisfecho. No habría tal: estallan los schrcpnell entre los milicianos en el momento de llegar algunos refuerzos que vienen desde el puente de Gálvez: las tropas de Arze y las recién llegadas quedan envueltas por el humo de la metralla y el sub-inspector sólo atina a ordenar retirada. Es una huída general, y Arze, que no será de los más lerdos, amonesta a los reclutas: “¡Yo ordené tocar retirada, y no desordenada fuga!”, para lamentarse a grandes voces: “¡Qué dirán las mujeres de Buenos Aires!”. Eso es el “combate de Quilmes”.Sobremonte no alcanza a distinguir con su catalejo el alcance del escarmiento. Algo pasa, pero la distancia, neblina y el humo de los cañones le impiden saber qué es. Deja la Fortaleza, va al puente de Gálvez, vuelve, torna nuevamente al puente; nadie sabe nada. Empiezan a llegar los fugitivos; el trémulo subinspector da verbalmente el parte de la derrota: “eran entre cuatro o cinco mil” los enemigos “bien disciplinados y aguerridos”; por eso debió dejarles el campo con los cañoncitos y el obús. “Antes de la oración – asegura a gritos – los tendremos en el puente". A Sobremonte no se le ocurre nada ante el peligro: ni cavar trincheras, ni distribuir a las milicias los 400.000 tiros del parque, que más tarde caerán en poder de los ingleses, ni preparar el Fuerte con sus 35 cañones de a 24. Sólo atina a destruir el puente y poner las embarcaciones amarradas en el Riachuelo en la orilla izquierda, “así los enemigos no pueden usarlas”.Después, padre y marido ejemplar, piensa en los suyos. Vuelve a la Fortaleza, hace aprontar un carruaje, que con la correspondiente escolta llevará a su esposa, hijas y futuro yerno a la seguridad de la quinta de Monte Castro (Floresta), donde se les habría de reunir el cabeza de familia “una vez agotadas las medidas que requiere el honor”. Se le ha ocurrido una idea: hacer del Fuerte, con sus 35 cañones de a 24 y su sólida construcción de ladrillo, un baluarte. Allí ordenará replegarse a los milicianos del puente, mientras él escribirá al gobernador Ruiz Huidobro, de Montevideo, para que le mande a Monte Castro, con premura, las tropas veteranas acantonadas en la Banda Oriental. Cuando lleguen aplastará a Beresford entre ellas y la Fortaleza. Ordena al coronel José Pérez Brito quedarse en la Fortaleza con “el mando de la ciudad", mientras él operaría desde el exterior.En ese momento se le acercan los oidores a preguntar noticias y qué deben hacer. Les informa la delegación del mando militar “y el político quedará en las manos V. Mercedes, que se encerrarán aquí (la Fortaleza) para hacer una rigurosa defensa”.


Los oidores se miran: ¿el marqués estará en sus cabales? “No dejamos de extrañar – dirán después de la Reconquista – que el virrey... hubiese tratado que el Tribunal se encerrase en el Fuerte para objetos tan extraños a su profesión y conocimientos”.Brito, alarmado, pregunta: “¿Qué defensa podré hacer yo en el Fuerte?”; ¡Que caigan abajo sus cimientos! responde heroico Sobremonte; “¿Y qué víveres hay para ello?”; “Pues, cuando no haya más remedio podrán hacer VV. (Brito y los oidores) una capitulación honrosa”. Y tomando la puerta: “Señores, las circunstancias apremian”.No había cobardía en Sobremonte; no la tuvo en toda su carrera, y no se le despierta ahora. Sólo está mareado: él sirve para obedecer pero no atina lo que debe mandarse. A las siete de la noche va nuevamente al puente de Gálvez, que ha sido volado. Echados cuerpo a tierra, en la ribera junto al Riachuelo, están los milicianos de la plaza, a quienes se les ha repartido algunos fusiles pero mezquinado las municiones (los ingleses se incautarán de los 400.000 tiros sin usar). Unos artilleros tienen cañoncitos de a 2. No hay más oficial superior que el asustado Arze, que no deja de infundir ánimo: “¡son muchísimos, y aguerridos los ingleses!”.


Sobremonte ordena a los milicianos que deben “replegarse a la Fortaleza”; como nadie se mueve repite la orden a su edecán, que la trasmite en voz fueite. Se levantan protestas: “¿Cómo se entiende eso de retirarse cuando no se sabe de qué color es el uniforme del enemigo?” se oye a algunos. “Nadie levante la voz – ordena el edecán –. Pena de la vida a quien no obedezca al señor Virrey”.“Acción” de Gálvez (27 de junio).En ese momento – las ocho de la noche – llegan a la otra orilla las primeras avanzadas inglesas, recibidas con fuego de fusilería por los milicianos; los cañones – manejados por veteranos – quedan mudos. Beresford detiene el avance hasta salir el sol, para ver el obstáculo que se interpone. Sobremonte, al tiempo de volver a su carruaje, ordena seguirle a los veteranos y reitera a las milicias la orden de replegarse a la Fortaleza. Hay un momento de esperanza: el virrey irá seguramente al paso Chico a cruzar el Riachuelo y tomar a los ingleses por retaguardia. No hay tal: ha terminado la jornada y el virrey se repliega a dormir a la quinta de Doma en San Telmo.Al amanecer del 27 ocurre la “acción” del puente de Gálvez. No dura una hora: algunos marineros ingleses han cruzado el Riachuelo a nado y traído las embarcaciones a la orilla derecha; los schrapnell caen sobre los milicianos que se retiran en confusión. Con las barcas los ingleses tienden rápidamente un puente y cruzan el río.


Sobremonte desde la azotea del Hospital en lo alto de San Telmo sigue “la acción” con su catalejo. De allí se irá a Monte Grande con su escolta de veteranos, mientras las milicias entran a la ciudad a cumplir la orden de “replegarse a la Fortaleza”.“Todos disgustados – escribe un testigo – tomamos la calle del bajo (Defensa) dirigiéndonos a la Real Fortaleza confusos y llenos de vergüenza, sin osar levantar la vista, y muchos llorando de pena, dejando en esa forma el paso franco a un enemigo débil”.La rendición (27 de junio de 1806).Los milicianos entran en la Fortaleza. Pérez Brito consulta con los oidores al saber la “acción” de Gálvez. Hay que rendirse, para evitar sufrimientos a la ciudad; por supuesto deben cumplirse formalidades, redactar una capitulación con “todos los honores”, etc., firmada por el virrey. Pero ir al Monte de Castro es correr el riesgo de toparse con los ingleses “que ya se vienen”. Deliberan toda la mañana los oidores con Pérez Brito y algunos vecinos; nadie sabe los trámites de una rendición. Mientras tratan de informarse, mandan un parlamentario al general inglés a pedirle “detenga su marcha hasta tener listos los preparativos de la capitulación”.


El enviado se encuentra en el camino con un oficial inglés, Ensigh Gordon, que viene en nombre de Beresford; lo acompaña a la Fortaleza y gentilmente le sirve de intérprete. ¿Cómo se hace una rendición? Afortunadamente Juan Larrea trae de su casa un libro de arte militar con un modelo de capitulación. Las formalidades han quedado salvadas: Pérez Brito copia la “capitulación” acomodándola a las circunstancias – no olvida poner lo de “todos los honores” –, la firma en nombre de la “Junta de Guerra”; Gordon la llevará a Beresford. Es la una y media de la tarde.Una hora después vuelve Gordon con el documento tan trabajosamente logrado: Beresford no quiere recibirlo “porque no es hora de capitulaciones”. Él, como vencedor, impondrá las condiciones de la rendición; pero sólo después de entregarle “los caudales del Rey y cualquier otro que hubiese de la Real Hacienda”, haciendo responsable a la “junta de guerra” si hubiesen sido ocultados.


Se miran los oficiosos capitulados: “¿Dónde están los caudales?'’. Alguien se comide a ir al Monte de Castro a pedirlos al virrey. Y ¿los “honores de guerra”?: Los concede el oficial inglés : los milicianos que están en el Fuerte, con la “junta de guerra” a la cabeza, podrán salir con banderas desplegadas y redoblar de tambores a depositar sus armas a los pies del vencedor.A las tres de la tarde los primeros ingleses entran por la calle Defensa a la plaza Mayor. Tras cruzar bajo el arco de la Recoba, a manera de arco de triunfo, forman alineados en la plaza. A las cuatro, Beresford llega a la Fortaleza. Con disgusto, los oidores y Pérez Brito han debido pasarse sin la salida “con honores” y la entrega de las armas, porque los milicianos han roto sus fusiles y se han ido sin ceremonias por la puerta trasera, llamada “de socorro”.


Fuentes:- José Maria Rosa. “Historia Argentina”, Tomo II- La Gazeta Federal www.lagazeta.com.ar

El antifaz de la presidenta.

Hermenegildo Sabat, caricaturista del monopolio, hace unos días que dibuja el rostro de nuestra presidenta con un antifaz.
Personalmente no entendía el por qué; hasta que Lilita declaró aquello del disfraz relacionado con su viudez.
Ahí me dije, simple, son mas de lo mismo.
Son Alberdi escribiendo que "ni en cien años, por mas que nos esforcemos, un gaucho, puede igualar cultural o educativamente a un obrero inglés."
O Sarmiento clavando las cabezas de Varela y Peñaloza, jefes montoneros que defendían sus economías regionales, en picas, como símbolo civilizatorio del que no "ahorraba sangre de gauchos".
Será por eso, que junto a Mitre llevaron adelante durante sus gobiernos la "guerra de policía" contra el paisanaje.
Simple, son delincuentes.

O la clase dirigente oligárquica cuando realizó un acto unificado (pese a sus diferencias políticas) en el año 1877, porque algún federal despistado se le ocurrió repatriar los restos de Rosas: "Ni el polvo de tus restos tendrá la América", vociferaba José Marmol.

O el golpe de estado contra don Hipólito Yrigoyen, a pesar que dócilmente aceptara los fusilamientos de miles de obreros a manos del ejérctio argentino entre 1919 y 1921.
"Ha llegado la hora de la espada", años antes declamaba Leopoldo Lugones.
Fraude, desocupación, el invento de la picana eléctrica.
Simple, mas civilización entre 1930 y 1943.
La Década Infame, descripta con su realismo mágico por el compañero Discepolín.

La movilización del 17 de octubre de 1945 fue preparada por la policía, fue un candombe de negros, murgas adiestradas, aluvión zoológico, esperen y ya verán, con un buen bombardeo limpiamos la Plaza de cabezas negras.
Dirán, afirmarán, actuarán, políticos, oligarcas, curas, militares, empresarios durante 18 años.

¿Hace falta recordar el genocidio físico, psíquico y sobre todo cultural entre 1976 y 1983?
¿Y la Obediencia Debida, y el Punto Final y el neoliberalismo y los 35 muertos de la Alianza?
Simple, la violencia también es cultural y simbólica, cuando el antifaz aparece significa que la Presidenta está en un carnaval, contenta, feliz, en un corso, entre murgas, que nada le importa, que está de festejo en festejo.

Su luto y su memoria referidos a su esposo, compañero y ex presidente Néstor Kirchner es una actuación; su velatorio fue organizado por Fuerza Bruta, la oposición asegura, frente a las cámaras del monopolio que todo es una Antifaz.

Sabat, escriba del monopolio expresa en síntesis este pensamiento gorila (Lanatta dijo ayer que esa palabra no existe, Magdalena también), la cual es una categoría de análisis y una postura ante la vida ( o mejor dicho una postura de odio ante la vida).
Lilita dentro de su locura no declarada al menos por un profesional de la salud mental y Bullrich, mas pensante, como voceras del monopolio abonan mi teoría del ELLO.
(Releer el Eternauta).

Nosotros, sabemos que son la continuidad violenta del antipueblo.
Matan esperanzas, afectos, a su manera.
No les importa ofender, insultar, tergiversar, mentir.
Igual que los Alberdi o los Mitre o los Videla.
Idem a los grupos de poder económicos que "contratan" menores y esclavizan adultos en sus civilizadas empresas rurales y urbanas.
Provocan, indignan, pronto también, tendrán su Nunca Mas.

GB

martes, 21 de junio de 2011

CANDIDATA DEL PUEBLO.




En Almagro y Balvanera, en el norte y en el sur, en el Río de la Palta y en el Cuyo.












Avanti Presidenta que Nestor sigue peleando.


GB.

LOS DEMÓCRATAS RADICALES DE SIEMPRE.

La UNIÓN CIVICA RADICAL debe decir su palabra, pero es necesario previamente referirse a la explicación oficial.

LA EXPLICACION DEL GOBIERNO: UNA TRAGICA AVENTURA

El gobierno dio sucesivas explicaciones por su único vocero.En su primer mensaje, el Presidente de la República, después de decir que "la Marina de Guerra es la culpable de la cantidad de muertos y heridos que hoy debemos lamentar los argentinos" insistió repetidamente en que "los que tiraron contra el pueblo son traidores y son cobardes".Al día siguiente, en otro mensaje radial, expresó que "el móvil del movimiento indica una irresponsabilidad que nosotros criticamos acerbamente" y atribuyó a "elementos comunistas" los desmanes con la misma seriedad que pocos días antes inculpó de hechos análogos a "elementos clericales".El jueves 23 de junio, denominó a la revolución "trágica aventura" de "algunos jefes de la Armada pertenecientes a la Infantería de Marina con la complicidad de otros de la Aviación Naval, contando con la incuria del Ministerio de Marina y la debilidad o deslealtad de otros comandos".Sostuvo luego que era "producto de un odio enfermizo, de una ambición espúrea y de una inconsciencia criminal", obra de "cuatro chiquilines irresponsables e inconscientes, dirigidos por ambiciosos también irresponsables", "hombres subalternos poco menos que ignorantes y torpes, incapaces de ganarse siquiera nuestro respeto".Añadió que "en esta acción todo ha sido sucio y todo ha sido falso".Con una gama de calificativos que va desde cobardes y traidores hasta chiquilines, irresponsables y ambiciosos, la explicación oficial pretende de este modo inculpar a marinos y aviadores que han expuesto su vida, su carrera, su tranquilidad y la de sus familias para asumir la responsabilidad de terminar con un gobierno de fuerza.

EL RÉGIMEN GOBERNANTE ES EL RESPONSABLE

La UNIÓN CIVICA RADICAL afirma que la revolución del 16 de junio es producto del Régimen. Mientras no cese el sistema totalitario que lo caracteriza, subsistirán las causas del estallido. Sólo se evitarán con la libertad.Las explicaciones oficiales son incompletas y falsas.Incompletas porque intentan circunscribir el problema a los hechos en sí sin remontar a sus orígenes.Son falsas porque callan calculadamente las auténticas causas que están obrando hace tiempo en la conciencia argentina y la llevan a repudiar la agresión permanente del Régimen contra los fundamentos morales y democráticos de la República. Muchas son las causas del 16 de junio.La fundamental es la supresión de las libertades.La finalidad capital de tal supresión es impedir las reacciones populares ante la corrupción y la crisis económica originada por la política oficial y contra el intento de consumar la entrega del patrimonio y de la soberanía de la Nación.La corrupción que aqueja a la Republica, peculado, espionaje y delación, encarcelamientos discrecionales, torturas, supresión de las libertades, la degradación de la escuela y de la Universidad puestas al servicio de los fines subalternos del Régimen, el sometimiento de la vida sindical, convertida en instrumento de opresión de los trabajadores, son algunas de las manifestaciones del sistema que esta empobreciendo las reservas materiales y espirituales de nuestra nación y constituyen otros tantos motivos de explosión de las fuerzas morales que, no hallando los caminos de la paz para las soluciones armónicas, apelan, desesperadas, a la violencia.

QUE PRETENDE AHORA EL RÉGIMEN

Calientes aún sus victimas, el Régimen lanza un llamado a la pacificación del país. Como en 1953, cuando bandas oficialistas organizadas incendiaron las sedes de los partidos que no le son adictos, el Régimen apela a otra especie de "conciliación nacional".Como entonces, lo exige todo pero persiste en su tiranía.Nuevamente hace caer la responsabilidad en los despojados.Es a los argentinos obligados a escoger entre la sumisión bien remunerada o la pobreza, entre la obsecuencia o la persecución, entre el silencio cómplice o la cárcel, a quienes el régimen exhorta ahora a deponer enconos.Esta pacificación que propone deja intactas todas las causas del malestar nacional, porque su finalidad no es abrir una etapa de recuperación y trabajo, sino encubrir con el silencio de todos los argentinos, la entrega espiritual y material del país.Esta pacificación, como aquella conciliación, son otras tantas desfiguraciones del Régimen que quiere usar en su provecho la sangre derramada en las calles de Buenos Aires.El Radicalismo y el país quieren que la sangre argentina sirva, como en horas gloriosas, a la causa de la democracia y de la libertad.

NO HABRÁ PACIFICACIÓN SIN PREVIA REPARACIÓN

(Gracias Compañero Julián).

GB

ABRAZANDO A LAS MADRES.

sábado 11 de junio de 2011

Carta de Víctor Heredia a Hebe de Bonafini, Madres de Plaza de Mayo.

Hebe, la compañera.

Ochenta y tres años tiene la compañera, la madre que perdió a dos de sus hijos y a su nuera a manos de la intemperancia política, de los duros, los mesiánicos, los adalides de las asonadas, porque no fue sólo de los militares la dictadura que nos rompió el corazón a todos los argentinos. Hubo otros cómplices que callaron a sabiendas, otros que impulsaron la matanza a favor de oscuros intereses y otros que por inocencia y desinformación ignoraron lo que sucedía, pero los que nunca serán juzgados son aquellos que intuían que algo pasaba y prefirieron quedarse quietos, ignorando los gritos indubitables de los torturados y la agonía de los arrojados al mar, de las embarazadas asesinadas después de su maternidad.
La compañera, junto con otros compañeros y compañeras, salió a la Plaza de Mayo a gritarnos en el rostro que había que unirse para tratar de rescatar a los secuestrados y juzgar a torturadores y asesinos. Esa mujer sencilla, común como mi propia madre, apenas leída y de lengua rápida y popular nos mostró el camino a todos, a los pusilánimes y a los indecisos, a los distraídos y a los inconscientes de toda conciencia ciudadana, humana y solidaria. No tuvo empacho en negar la dádiva del estado: doscientos cincuenta mil dólares por cada hijo asesinado.

Es decir que se negó a recibir 750.000 dólares, si incluimos a su nuera, porque consideraba que con la sangre derramada no se negociaba, otros no pudieron resistir la tentación, pero Hebe es así de taxativa con su ideología y su dolor. Esa misma Hebe borró el nombre de los suyos del pañuelo, para indicar que luchaba por los hijos de todos.
Hoy no entiendo la postura de quienes fueron sus compañeros de ruta tanto tiempo y, aunque acepte y comprenda diferencias y desacuerdos que no vale la pena enunciar aquí, debo decir que entre todos, poco tiempo atrás, siempre tratamos de zanjar esas instancias, porque está claro que el camino hacia la verdad es difícil y está plagado de trampas, engaños, zancadillas y somos conscientes de ser falibles, podemos equivocarnos en los análisis y en las propuestas y aprendimos por experiencia a sacar fuerzas en conjunto, para ayudar a esclarecer al equivocado, para levantar al caído y no exponerlo a los buitres, mucho menos aceptar que se lo inculpara gratuitamente, lo que no quiere decir tergiversar, tapar, ocultar sino defender la verdad, sobre todo cuando la acusación pretende poner en tela de juicio la lucha por los derechos humanos en todo su conjunto.

Eso suelen hacer los verdaderos camaradas, los compañeros. Todo ello nos hizo mejores cada día, más sensibles, abiertos, capaces de manejar inteligentemente las pocas oportunidades que brinda esta terrible realidad, el cerrado egoísmo del sistema, para avanzar en el proyecto común, popular y colectivo.
Hoy lamento decir que algo nos pasa, algo doloroso, incomprensible, pero también absolutamente peligroso para todo lo avanzado cuando no defendemos abiertamente, desde organismos similares, a quien sólo trató de seguir los pasos que le marcaba la sangre derramada de sus hijos: ser útil al prójimo, ayudar haciendo casas para los más humildes, hospitales, salas materno-infantiles, escuelas, guarderías y fue, así parece indicarlo todo, claramente estafada en su maravilloso y humanitario intento.
Hebe va a salir airosa de esto porque sencillamente es inocente por amor, por dar segundas oportunidades a quienes evidentemente no lo merecían, por madraza testaruda, por confiada y crédula, su único y criticable error.

Me pregunto si los que se solazan con su equivocación o tratan de ponerse a salvo marcando distancias en lugar de cerrar filas ante el evidente ataque a una institución que es símbolo entrañable de toda una época, podrán sentirse igual de inocentes en el futuro, o por el contrario tendrán que golpearse el pecho arrepentidos desde la vereda de enfrente, que es exactamente donde parecen dirigirse ahora.

Víctor Heredia

(GRACIAS COMPAÑERA MÓNICA)

lunes, 20 de junio de 2011

De Patria y Puntos Finales.

Radio Mitre, La Nación, TN, Clarín, ningunearon, se burlaron de las declaraciones de nuestra presidenta relacionadas con las palabras del primer ministro británico, Cameron, sobre nuestras Islas Malvinas.
Es mas en el programa de Nelson Castro por Mitre, se rieron desembozadamente e ironizaban con una próxima declaración de guerra de la Argentina a Gran Bretaña.

En 1806 y 1807, el Pueblo de la aldea de Buenos Aires a puro aceite hirviendo, palos, piedras y regimientos mal armados expulsó al ejército mas poderoso de aquél entonces.
Ocurrió lo mismo, en la década del ' 40 de ese mismo siglo durante dos oportunidades, esta vez contra británicos y franceses.
Gobernaba entonces, el Brigadier General don Juan M. de Rosas.
En La Vuelta de Obligado, Mansilla, con sus gauchos a pura lanza, rifles, cañones obsoletos y cadenas frenaron a la flota invasora del pirata inglés.

Coraje y Dignidad del Pueblo argentino en armas contra el Imperio conquistador y predador.

El general Perón en el año 1947 preparaba la Independencia Económica al nacionalizar el nervio motor de la economía argentina en manos del Imperio inglés.
Ferrocarriles, bancos, puertos, teléfonos, gas, luz, silos, entre otros recursos pasaban a manos del Pueblo a través del Estado interventor peronista.
Braden y Churchill, no se lo perdonarían al general y el golpe de setiembre de 1955 fue la prueba contundente de la revancha imperial.

Malvinas en abril de 1982 nació mal parida.
El dictador y genocida Galtieri junto a otros cómplices del terror se lanzaron sin el Pueblo a una guerra aventurera contra el inglés, que contó con el apoyo de los EE.UU. y de la dictadura de Pinochet.
Sin embargo, soldados y sub-oficiales, y algunos oficiales, sobre todo de la Fuerza Aérea, pusieron por encima de la locura dictatorial su Valentía porque enfrente estaba ingalaperra y la defensa de la Soberanía Nacional.
Aztiz y Menendez fueron la cara de la cobardía y la hijaputez al rendirse a sus Padres british sin disparar un solo tiro.

Por defender la Patria del pirata británico, San Martín le entregó su sable a Rosas.
Belgrano izó Bandera a pesar de Rivadavia que desde su sillón porteño se lo prohibía, mientras negociaba la entrega de estas tierras a los ingleses junto a Carlos M. de Alvear.
Bartolomé Mitre y Domingo Faustino Sarmiento llevaron al pueblo a una guerra fratricida contra el Paraguay siguiendo claras directivas del Reino Unido entre 1865 y 1870, para detener el avance soberaano de los paraguayos contra la hegemonía económica imperial del pirata.
El hijo de ...Roca recordando a Pellegrini le pone precio a la Argentina para que se incorpore sin mas a la corona británica en 1933.

Nuestra Presidenta no aceptó el punto final de Cameron al tema Malvinas, burdo imperialista fuera de tiempo y lugar.
Punto Final que nos remite al perdón a miles de represores planteado por el radicalismo en el gobierno, en el año 1987, ya que "cumplían órdenes" para secuestrar, torturar, saquear, violar, robar bebés, asesinar, desaparecer : "cumplían órdenes", es decir, estaban obligados por sus superiores.

Gran Bretaña, y el monopolio, creen en el Punto Final, nosotros no.
Ni en materia de Derechos Humanos ni en materia de nuestra soberanía, expusó nuestra presidenta.
Porque ni el patriota Manuel Belgrano, ni el Gaucho Rivero, ni el pueblo argentino que luchó y logró la Independencia, y que la sostuvo por décadas, creyeron nunca en puntos finales ni en el manoseo de imperios.

El monopolio sí. Ellos son la Baring Brothers de nuestro presente.
Defiende a sus aliados locales ( ex-dictadores y asesinos) y extranjeros (el Imperio cobijador de ex-dictadores y asesinos), porque son mercenarios.

GB

sábado, 18 de junio de 2011

Modelo IV

"El presidente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, destacó ayer que para los empresarios locales el conflicto comercial "está solucionado", y adelantó que "no habrá problemas a futuro", y " que las tres cuartas partes de los automóviles varados en la frontera ya pudieron pasar".
En esta línea, Juan Carlos Sacco, integrnate del Comité Ejecutivo de la UIA, dijo que " se está trabajando para resolver día a día, con los chisporroteos lógicos de una negociación de este tipo".

"Esta solución es producto de una postura firme del gobierno nacional, ordenada por la presidenta y llevada a cabo por la minsitra de Industria Débora Giorgi."
A estas declaraciones se suma el respaldo de la Asociación de la Cámara de Concesionarias de Autos (ACARA) a través de su repsidente Dante Alvarez.

Fuente, Tiempo Argentino del 7 de junio del corriente.

La cadena NH, el mayor grupo español dueño de hoteles en la Argentina, anunció que un quinto de sus acciones serán del gigante chino AHN.
Posee 14 hoteles en diferentes provincias argentinas y prevee aumentar sus inversiones en Rosario, Neuquén y Salta.

Desde el 1º de julio, las oficinas de gestión para Sudamérica de Carnaval Cruise Lines, situadas actualmente en Miami, se establecerán en Buenos Aires.

La Argentina ocupa el lugar 18 ( sobre 172) congresos a nivel mundial con cuatro ciudades por primera vez sedes de mas de cinco congresos internacionales.

En 1996 había 377.000 empresas en el país, en 2001, 356.000, en el 2009: 487.600 firmas.
15 de cada 100 argentinos estuvo en ese año involucrado en emprendimientos productivos.

Fuente, iEco, Clarín del 15 de mayo del corriente.

Como dice Ricardito hijo del extinto ex-madatario Raúl Alfonsín:"Argentina está aislada del mundo"; y sí, norteamericanos, chinos, españoles, brasileños y propios no invierten en la Argentina, no se reúnen los presidentes de Israel, México, Chile y el primer ministro italiano con la presidenta ni ocupamos un lugar por los próximos veinte años en la Bienal de Venecia, ni nos visita el Secretario General de la ONU, no, para nada, estamos aislados porque criticamos a la política imperial burda de los piratas ingleses.
Sí Ricardito, sí.

GB

ABUELAS, LA LUCHA CONTINUA.

El gesto adusto de Estela cuando el Tribunal de Casación leyera la resolución acerca de los límites que imponía al cruce de datos de los jóvenes Noble -Herrera, revelaba la desazón de Abuelas ante un obstáculo mas a la causa.
Los comentarios posteriores irían en este sentido, no sin angustia y temor ante el paso del tiempo y la no resolución del tema.
Diez años de chicanas, falseamientos, dilaciones, y denso aparato mediático mediante para que no se conozca la Verdad.
Y AQUÍ DEBMOS PLANTARNOS, EN EL CONCEPTO VERDAD COMO ARMA DE LUCHA.

Quienes apoyamos la lucha de los Organismos de Derechos Humanos debemos estar preocupados y ocupados por el esclarecimiento de situaciones como las de los jóvenes Noble-Herrera, por conocer si son o no hijos de desaparecidos.

Si lo son se inicia otra etapa vinculada con su renacimiento de acuerdo a sus necesidades ya personales y la relacionada con la ley y sus apropiadores.

Si no lo son, el camino de Abuelas continúa, pero con una causa mas, resuelta.
Sabemos que el giro de 360 grados de Ellos, para ahora realizarse el ADN, causa asombro, escepticismo, porque no cierto temor: "algo saben que nosotros no conocemos", "habrán arreglado, coimeado, tendrán informaciones obtenidas de modo non santo" "POR QUÉ AHORA SI Y ANTES NO, QUÉ SE TRAEN ???, y etcs. varios.

Especulaciones cientas, pero...hasta el día y la hora que se realicen el cruce de daos CON TODO EL BANCO GENETICO Y ADEMAS ACEPTEN DEJAR SUS DATOS PARA FUTUROS CRUCES DE FAMILIARES QUE A POSTERIORI DEJEN SU ADN, recién allí sabremos LA VERDAD.

Compañeros y compañeras, no es esto un Boca-River, donde el gol sobre la hora con penal mal cobrado vale igual para el escarnio del adversario futbolero.
Para el monopolio sí, será de este modo si los jóvenes no resultan ser hijos de desaparecidos, al menos no con relación a las 350 familias que dejaron en el Banco sus datos.
(Cuantos miles faltan aún dejar su ADN?)
Para Ellos es cuestión casi de vida o muerte el resultado negativo.
E iniciarán seguramente desde su odio una campaña contra las Abuelas para empalmar la ruta ya transitada en estos últimos días contra las Madres.
Y así contra la presidenta de la nación.
Su lógica dicatatorial les indica esta política del escorpión.

Para Nosotros, sigue siendo un paso mas en la búsqueda de verdad y justicia; reitero es un caso mas resuelto que no borra la complicidad con la dictadura genocida del grupo económico, de sus actitudes mesiánicas destituyentes de los últimos años, de sus mentiras recurrentes, de su odio a todo lo popular, de sus negociados con la sangre de argentinos con Papel Prensa, de su apoyo a los políticas económicas neoliberales de los últimos años.

Y sigan uds agregando calificativos a los golpistas cívicos de Clarín.
No, no borra todo esto ni la lucha histórica, presente y futura por

MEMORIA, IDENTIDAD Y JUSTICIA.

GB.

Modelo III

"La presidenta Cristina Fernandez volvió a defender el modelo económico y la sustitución de importaciones. Lo hizo después de dejar inaugurada por videoconferencia la ampliación de la fábrica de zapatillas que la empresa brasileña Dass tiene en Eldorado, donde emplea casi 1.000 personas y sumará 400 en un corto plazo. La firma lleva invertidos 15 millones de dólares y anunció la importación de maquinarias por otros tres millones de dólares, lo cual permitirá elevar la producción de zapatillas de 11 mil pares diarios a 18 mil en menos de un mes.
Al referirse a la industria del calzado, la jefa de Estado dijo que " en 2003 producíamos siete millones de zapatillas y hoy 22 millones . con lo cual logramos bajar la importación de calzados de 54 al 27 por ciento. En ese rubro pasamos de 2.100 empelados en 2003 a mas de 8.500 en la actualidad."

Agencia Posadas, Ernesto Azarkevich, Clarín, 17 de junio de 2011.

GB.

viernes, 17 de junio de 2011

La Bandera que Belgrano nos legó, Agenda de Reflexión.com






Tras las huellas de la Bandera de Macha
Por Lucia Pérez Marchetta


Una mañana fría de 1885 un sacerdote, Primo Arrieta, se disponía a ordenar una de las capillas del curato de Macha, y grande fue su sorpresa, cuando encontró detrás de un cuadro de Santa Teresa dos banderas.
Una se reconoce como la bandera actual Argentina, azul-blanca-azul, la otra, mejor resguardada por un paño de seda rojo, portaba los colores blanco-azul-blanco, con rastros de sangre y pólvora.
¿Pero cómo llegaron estas dos banderas con los colores argentinos a la capilla de Titiri, situada en los andes bolivianos a 4300 metros sobre el nivel del mar, cercana al Charayvaltu de Ayoma?
Este es un misterio que descifraremos a través de la pluma del Ing. Yayo Pérez Torres, en su investigación sobre las reliquias de la independencia.
El autor del libro ha hecho un seguimiento minucioso de la travesía de la Bandera de Macha y brinda con rigor y seriedad sus conclusiones, pero también es un trabajo realizado con un profundo amor por su patria. “A lo largo de estos años inicié una investigación, recopilé datos, viajé a los distintos lugares que pudieran proveerme de información, conversé con varios pobladores altoperuanos e intenté rastrear, como decimos los criollos, las huellas de esta bandera”, manifestó el Ing. Pérez.


Escribe Pérez Torres en su libro “Bandera de Macha - La bandera de Belgrano” que a orillas del río Paraná, el General Belgrano construyó las baterías Libertad e Independencia. En su inauguración, los soldados vistieron escarapelas de color blanco y azul celeste, hecho que previamente había autorizado el Triunvirato. Ante la emoción de estar presenciando lo que para él sería el inicio de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, hizo enarbolar una insignia creada por él, con los colores de la escarapela. Pérez Torres sostiene que la bandera nacida aquel 27 de febrero de 1812 es distinta a la que hoy conocemos, la de Belgrano sería blanca a los lados y azul en el centro. Esto se debe a una serie de eventos que se sucedieron a partir de aquel 27 de febrero.
En el segundo aniversario del 25 de mayo, Belgrano la hace bendecir en Jujuy, y hace jurar al ejército lealtad a la insignia patria. Nuevamente comunica de este hecho al Triunvirato, por lo que se le acusa de desobediencia, y le advierten que esa sería la última vez que no acatara las órdenes de las autoridades. Consternado, Belgrano notificó de la falla en la comunicación, y anunció que se desharía de la bandera, procurando que nadie la recuerde cuando adopten una insignia propia.
Pasaron ocho meses hasta que la bandera vuelve a enarbolarse, y esto sucede después de la batalla de Tucumán. Por lo tanto, el 13 de febrero de 1813, la insignia blanca, azul y blanca ondeaba a orillas del río Pasaje (a raíz de ese hecho se llamaría Juramento), al mismo tiempo que las voces de 3200 hombres juraban fidelidad a la Asamblea del año XIII, autoridad designada por el Segundo Triunvirato. A partir de ese momento, la Bandera Nacional no dejó de flamear en el Ejército del Norte.


La batalla de Salta, librada el 20 de febrero de aquel año, fue el bautismo de combate de la insignia patria, y como lo había profetizado Belgrano, se enarboló el día de una gran victoria. Belgrano regresa a Jujuy, y para la conmemoración del 25 de mayo, manda a pintar en un paño blanco el escudo de la Asamblea del Año XIII. Esta bandera es bendecida y entregada al Cabildo de Jujuy, ahora conocida como Bandera Nacional de la Libertad Civil. Belgrano tenía conocimientos de que la Asamblea había dispuesto otra bandera de tres franjas, parecida a la suya pero no idéntica, por lo que la bandera que llevaba el ejército es presentada el 24 de mayo, para no contrariar a la Asamblea.
Más adelante, Belgrano pide a la Asamblea que le enviaran otro pendón distinto al español, que la representara. Pérez Torres considera que al contestar esta petición, el 9 de julio se envía al Gral. la bandera que hoy todos conocemos.


Los sucesivos pasos de la bandera no fueron tan afortunados, pues las siguientes batallas que preside son las de Vilcapugio y Ayohuma. Ante estas derrotas, el General encomienda la tarea de esconder las banderas al coronel Zelaya para que no cayeran en manos enemigas. Zelaya, con la última caballería se dirige al pueblo de Titiri, partido de Macha, donde se encontró con el cura párroco de Macha, Aranívar, para pedirle que ocultara las banderas. Las reliquias de la independencia quedaron escondidas por más de 70 años, hasta que un día, un cura de Macha decidió ordenar y limpiar algunas de las capillas, entre ellas la de Titiri. Detrás del cuadro de Santa Teresa, el párroco Primo Arrieta halló ocultas dos banderas de seda, una de ellas ensangrentada. Esto le llamó la atención y consultó con los capilleros, que pertenecían a las comunidades originarias y eran muy ancianos. Estos le dijeron que “en nuestra infancia supimos que tuvo lugar una batalla en Charayvaltu [un lugar próximo a Ayohuma], entonces era tiempo del rey, en la cual tuvo mucha intervención nuestro cura. Los amigos del cura perdieron y persiguieron a éste, que pasó desde entonces sus días entre nosotros sin llegar sino incógnito alguna vez al pueblo de Macha. Este fue quien trajo esas banderas y las colocó en el lugar en que las vemos, desde entonces nadie las ha tocado.”
Desde ese entonces, se conoce a la bandera blanca, azul y blanca como Bandera de Macha, y a la bandera azul, blanca y azul como Bandera de Ayohuma, actual bandera nacional argentina. Luego de este hallazgo, la Argentina solicitó la devolución de las banderas, alegando que eran insignias pertenecientes a la historia de los argentinos. El gobierno boliviano entregó la Bandera de Ayohuma, pero conservó la de Macha, pues consideraban que dicho objeto simbolizaba los esfuerzos comunes de ambos pueblos a favor de la causa americana. La Bandera de Macha, creada por Belgrano, se conserva en el Museo Histórico de Sucre, Bolivia, mientras que la Bandera de Ayohuma es custodiada por el Museo Histórico Nacional Argentino, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



Prof GB

martes, 14 de junio de 2011

BARBARIE







"Uno de los aspectos mas límpidos de la revolución del 16 de setiembre fue el de constituir la culminación de un clima de resistencia civil incrementada a través de largos años, durante los cuales llegó a consolidarse en un vasto sector de la República, el consenso de que el pueblo argentino había sido y seguía siendo engañado, apartándolo de su digna y promisoria trayectoria histórica, para ponerlo ignominiosamente al servicio de las desmedidas ambiciones personales de un hombre que no vaciló en recurrir a procedimeintos delictuosos e inmorales, hasta llegar a sofocar la opinión de un pueblo para imponer su propio capricho, sacrificando los intereses nacionales en su provecho personal."
"De tal manera, las fuerzas armadas de la Nación, al tomar sobre sí la tremenda responsabilidad de lanzarse a la lucha contra el tirano, hermanadas entre ellas y con el pueblo de que forman parte, no hicieron sino escuchr el clamor de la patria y las voces de la historia."


Este estracto del discurso del dictador Rojas a poco de asumir en setiembre de 1955, sintetiza la mentira, que construyeron durante décadas acerca del movimiento nacional mas grande de América Latina.



Mentira sostenida desde el 16 de junio de ese mismo año con el primer bombardeo a una ciudad abierta sin declaración de guerra previa, con el agravante de ser realizado por las propias fuerzas armadas contra su pueblo; era un día laborable y el micro y macro centro de Buenos Aires se vieron envueltos en un aluvión de bombas y metrallas que duraron cuatro horas y se cobraron casi 400 vidas y miles de heridos.


El pretexto era matar a Perón... El tirano, el déspota, el demagogo, (el que nunca fusiló, ni bombardeó, ni desapareció, ni asesinó) el que volvió tras diecisiete años de exilio y obtuvo el 62,3 % de los votos.
Sí, el engañador, el salvaje, el oportunista Perón, tres veces presidente de la nación por el voto popular.
El terrorista Rojas, acompañado del otro terrorista Aramburu y sus cómplices civiles, pertenecientes a todos los partidos políticos de entonces, mas la Iglesia católica, el empresariado industrial y rural, formaron aprte de una asociación ilícita que se dedicó a saquear la Patria por décadas; al tiempo que reprimía ferozmente al pueblo trabajador.
Y los medios de desinformación masiva informando cómo la democracia había regresado y ocupado el lugar de la tiranía.
Y EE.UU y Gran Bretaña, y el FMI, APLAUDIENDO Y ABRAZANDO A SUS HIJOS DILECTOS DE SIEMPRE.

Cómo olvidar tanto dolor, ignominia, atraso y barbarie de los liberfusiladores del ´55.
Cómo no tener memoria de quienes iniciaron la guerra ccontra el Pueblo que se prolongaría hasta 1983.
Cómo no rescatar la identidad de los resistentes que hicieron posible el resguardo de la dignidad y la Vuelta de Perón a la Patria y al poder.
Cómo no escuchar sus testimonios.
Cómo no guardarles bronca a Ellos, los enemigos de siempre.
Si la marina de guerra que nos bombardeó aquel junio, preparó la ESMA aquél marzo.
Si son Ellos, los de siempre, quienes atentan contra la felicidad del pueblo y la grandeza de la nación.
O ahora resulta que Rojas y Aramburu, Astiz y Videla, y sus cómplices civiles son la civilización y nosotros la barbarie.
Qué parte de la Historia aún no queda clara?.

Soy soldado de mi Pueblo y estoy orgulloso de mi general...!!


GB

Agencia Paco Urondo.




Capital Federal (Agencia Paco Urondo) El Grupo Clarín no sólo ostenta el monopolio del papel, el monopolio de la publicidad y el monopolio de la distribución.También pretende tener el monopolio de las noticias, acusando de “kirchneristas” a aquellos diarios que no le son obsecuentes con las noticias que ellos pretenden imponer. Si no se es obediente como La Nación, Perfil o el Popular, para el multimedio se es “oficialista”, tal como publicó en la página 12 de su edición de ayer. Así intenta monopolizar la noticia, instalando temas que para Clarín son importantes pues fortalecen la posicion dominante del grupo tendiente al logro de su objetivo, que no es otro que ‘”destruir al gobierno”.

Basta de operaciones mediáticas para manipular el sentir de la gente. El pueblo está cansado de los ataques al gobierno disfrazados de denuncias de corrupción, cuya intencionalidad no es informar al público sobre lo corrupto que en este caso pudieron ser los Schoklender, sino golpear fuerte al gobierno y asi lograr revivir aquello de que “Clarín pone y saca presidentes”.Queremos decirles señores de Clarín, que con “Crónica” no cuenten. No fuimos, no somos ni seremos un “medio C” (clarinista). La construcción de un país mejor debe exceder los objetivos propios de los grupos económicos. (Agencia Paco Urondo)

N° 720 - Prolijidades y cuadernitos, Agenda de Reflexión.com.ar















En 1829 Tomás Sánchez de Bustamante pidió que el gobierno de Jujuy reconociera deudas por ganado que le fuera confiscado durante la Guerra de la Independencia. Cuando se quejó por tal situación, un comandante le recomendó que “no se fatigase la cabeza con esas prolijidades, que el orden es el desorden”.
Las prolijidades que desdeñaba aquel comandante no eran otra cosa que los límites a los desbordes de ambiciones y pasiones, a los que deberían haberse ajustado personas y gobiernos no sólo en períodos de relativa normalidad, sino también en tiempos de guerra evitando, como dijo San Martín, se faltara el respeto al “sagrado derecho de las gentes”.
Aunque el acta del 25 de mayo de 1810 dejó establecido que los integrantes de la Junta estaban excluidos “de ejercer el poder judicial”, dos meses después la Junta ordenó el fusilamiento de los conjurados de Córdoba. No resultó extraño que los enunciados no se compadecieran con los hechos.



En el siglo XIX en Catamarca, como en la mayoría de las provincias, pese a “todas las garantías de la propiedad que contenía el Reglamento” o Constitución local, las confiscaciones fueron una práctica corriente. El respeto al domicilio no fue “sagrado”, pues las casas eran asaltadas por los déspotas locales, y las garantías a la libertad de prensa eran arrojadas como las imprentas empasteladas.
A lo largo de la historia argentina el desprecio a la ley aparece como una constante que la impregna y atraviesa. A su lado galopan reiterativos pretextos y sofismas para explicar esa conducta que se justifica y presenta como inevitable en periodos de excepción, olvidando que, en plena guerra, San Martín se sometió al imperio de la ley.
Pensaba que la causa fundamental de la inestabilidad de América y su estado de permanentes trastornos políticos “no pende tanto de los hombres como de las instituciones”. Estaba convencido que “mientras el problema de las instituciones no fuera resuelto no habría paz”.
Esta idea difiere y se contrapone a la de muchos de los que combatieron en esas guerras. Al colocar la guerra y el conflicto como centro y periferia de las preocupaciones, esa visión relegaba y desplazaba las preocupaciones institucionales del centro de interés, cuando la nuestra es, en primer lugar, una anomia institucional.



Esa visión puso al revés la idea de San Martín: mientras no se terminara la guerra el problema de la organización institucional no podía ser encarado y, menos aún, resuelto. De este modo, el desorden seguiría siendo la forma que, fatalmente, debía asumir el orden. La construcción institucional quedaba diferida sin término. Los argentinos no debíamos fatigar nuestras cabezas con tales prolijidades.
Para Bolívar, en América, “los tratados son papeles; las Constituciones, libros”. Lasalle comparó la Constitución con una “tira de papel”, que no podía interponerse entre un déspota y Dios. Rosas dijo que la Constitución -”ese cuadernito” o “libro soñador”- debía sancionarse cuando las provincias se organizaran. Sus seguidores tuvieron poder vitalicio y no lo hicieron. Ibarra gobernó 31 años y no organizó Santiago del Estero.



Los golpes de Estado y el deterioro de la calidad institucional son las dos expresiones más visibles y letales de ese desprecio a la ley. No son las únicas. Una constelación de conductas sociales e individuales, son correlato de aquel desprecio practicado desde el poder. Los golpes de Estado, la falta de respeto a las instituciones por parte de sus responsables y la viveza criolla forman un sólido entramado.
Esa tendencia alcanzó su punto de mayor degradación en 1976, al instaurarse la dictadura que consumó la proeza de violar el andamiaje de su propia y discutible legalidad condenando a las instituciones a la ilegalidad, y de usar procedimientos criminales equiparables, y de mayor alcance, que los utilizados por bandas armadas.
En junio de 1966, Onganía justificó el derrocamiento del gobierno constitucional de Illia por el supuesto desorden de esa administración. Justificó su deseo de mantenerse sin término en el poder con la teoría de los tres tiempos, inspirada en los pretextos que retrasaron medio siglo nuestra organización como país.



Esa teoría postulaba que el gobierno de facto se ajustaría a tres periodos. En primer lugar, en el “tiempo económico” debía resolver problemas estructurales. Una vez cumplido ese objetivo, abriría el “tiempo social”. Por último, en plazo incierto, se llevaría al país al “tiempo político”.
La realidad se encargó de hacer añicos aquella ingeniería política que, lejos de imponer el orden basado en la ley, terminó abonando el camino a la mayor violencia política de la Argentina en el siglo XX. La dictadura implantada en 1976 repetía que “el proceso no tenía plazos sino objetivos”, y que tendría las urnas guardadas bajo siete llaves.



Esos regímenes olvidaron que el estado de guerra no impidió a San Martín poner las bases institucionales del Perú, creando la Corte Suprema de Justicia. Frente a las tentaciones del poder absoluto, dijo: “me abstendré de mezclarme jamás en el solemne ejercicio de las funciones judiciarias porque su independencia es la única y verdadera salvaguardia de la libertad del pueblo”.
Aquel orden que otros creían legítimo era el sustentado en la voluntad, en la arbitrariedad personal y en la fuerza. No se apoyaba en la ley sino en su inobservancia y en el desprecio a las normas morales, jurídicas, sociales y religiosas. Era un orden recostado en un desorden, con una “justicia administrada sin formas y sin debates”, observó Sarmiento.



Para Sarmiento, la extensión geográfica, la inmensidad del paisaje, las distancias, la escasez y el aislamiento de la población, explican el predominio de la violencia brutal, el culto al coraje, la justicia por mano propia y la debilidad de la justicia civil, alimentos de “la autoridad sin límites y sin responsabilidad de los que mandan”.
Hace veinte años Carlos Nino, uno de los pensadores más importantes de la Argentina, redactó Un país al margen de la ley, obra fundamental para comprender esta mentalidad que registró como una causa de nuestra declinación. La ley se acata pero no se cumple, o se cumple de forma ritual ignorando “valores y objetivos” a los que sirve.
Nino reconoce que son complejas y combinadas las causas de ese proceso; otorga relevancia a los factores institucionales, políticos y culturales. En los años ‘60 estuvo de moda predicar la necesidad de cambiar estructuras. Las distintas versiones ideológicas de ese cambio evitaban incluir el respeto a los valores y a las instituciones.



De derecha a izquierda se coincidió en despreciar la Constitución “formal” y la legalidad “burguesa”, percibidas como obstáculos para demoler estructuras, condición necesaria para implantar la revolución. ¿Se puede predicar una justicia particular, y construirla, negando la justicia en general y despreciando valores universales?
Alberdi advirtió que la caída Rosas no colocaba al país en posesión de cuanto necesitaba. El fin de las dictaduras tampoco proporciona condiciones suficientes para consolidar una democracia. Remover el autoritarismo no es un punto de llegada, sino de partida de una democracia no exenta de contradicciones y carencias.
“Cuando la ley está sujeta a alguna otra autoridad y no tiene ninguna por sí misma, el colapso del Estado, en mi opinión, está a la vista”, leemos en Platón. Aún perduran remanentes de nuestra inclinación a despreciar la ley. Algunos siguen creyendo que el desorden de la arbitrariedad es el único orden posible.



Gregorio A. Caro Figueroa[Editorial del número de mayo de 2011 de la revista "Todo es Historia"]


4 de Junio de 1943, por Agenda de Reflexión.com.ar












N° 719 - Junio del ‘43: algo más que un prólogo










Por Luis Alberto Murray





Luis Alberto Murray fue un peronista, católico de firmes convicciones, con importantes incrustaciones anarquistas, admirador de León Trotsky y de Gilbert Keith Chesterton, poeta y cuentista, gran amigo de la Izquierda Nacional y un extraordinario bebedor de Old Smuggler”.
Murray, que falleció en 2002 a los 79 años, también escribió dos libros imprescindibles (”Pro y contra de Alberdi” y “Pro y contra de Sarmiento”); integró las redacciones de Crítica, Democracia, Vea y Lea, El Pueblo, Confirmado, Mayoría, Télam y Clarín. Fue director del semanario La Hipotenusa y, en su juventud, integró el Grupo Obrero Revolucionario que lideraba Liborio Justo.
Esta lúcida e imperdible crónica de las jornadas históricas de 1943 fue publicada en el nro. 4 de la revista Sudestada, que dirigía José María Rosa, el 4 de agosto de 1987. [Julio Fernández Baraibar]





Mediodía del 4 de junio de 1943. Quienes recorrían la Plaza de Mayo miraban con curiosidad, yendo a sus ocupaciones habituales, hacia la Casa de Gobierno, hervidero de tropas en nervioso trajín. El edificio del Banco de la Nación, sólo a medias construido aún, exhibía en sus huecas ventanas soldados en actitud de alerta entre bolsas de arena.
Nadie entendía nada. Menos, todavía, quienes contábamos veinte años, hipnotizados como estábamos los porteños de cierto nivel cultural por motivaciones de “izquierda” o “derecha”, que no eran aquí otra cosa que máscaras de la subordinación de la Argentina a los Aliados o al Eje, en plena carnicería casi universal.
El único signo, si no de entusiasmo ante el movimiento castrense, de repudio a lo que él acababa de desplazar, fue el vuelco e incendio de algunos ómnibus de la Corporación de Transporte, monopolio inglés impuesto por Justo y bendecido por Ortiz.
El Ejército y la Armada habían dispuesto al presidente en ejercicio Ramón S. Castillo, veterano conservador catamarqueño, no encenegado en el fraude electoral, prestigioso profesor universitario y patriota decidido, pero también obsesionado por imponer la candidatura del “impotable” Robustiano Patrón Costas, uno de los dependientes amos criollos del azúcar.
En las calles céntricas -y exclusivamente por su mantenimiento de la neutralidad en la guerra ajena sólo defendía a Castillo la Alianza Libertadora Nacionalista conducida por Juan Queraltó. Civiles fueron las únicas bajas de aquella insurgencia militar: varios ocupantes de un colectivo que pasaba junto a la Escuela de Mecánica de la Armada cuando se produjo por error, informaron un tiroteo con efectivos del Ejército.
El trato dispensado a Castillo, fue cortés. Como sucedería mucho después con Arturo Illía, no se lo encarceló, a diferencia de lo ocurrido a los también electos Yrigoyen, Frondizi y María Estela Martínez de Perón.





Tras unas horas de navegación en el estuario, se lo dejó en su domicilio. El 4 y al siguiente día, el general Arturo Rawson, simpatizante de los radicales “galeritas” (Alvear había muerto un año antes) y partidario de alinear al país en el bando imperial, pugnó en vano por ser el presidente provisional. En su lugar lo fue el propio ministro de Guerra de Castillo, general Pedro Pablo Ramírez, de mentalidad considerada nacionalista.
El periodismo no acertó en sus cautelosos pronósticos. “Noticias Gráficas”, basándose el 5 en la aún no frustrada candidatura de Rawson, definió al movimiento como “respetuoso de la democracia”, lo que en el discurso político de entonces significaba el sometimiento incondicional a Gran Bretaña y, en menor medida, a los Estados Unidos.
Pero pronto se supo que el propósito de las fuerzas armadas no era terminar con la neutralidad, sino refirmarla con el vigor de que carecía, debilitado políticamente hasta la extenuación, el solitario gobernante depuesto.





Asistimos a curiosas novedades. Radio del Estado, en cadena con todas las demás emisoras del país, difundía durante una hora decretos y editoriales, con énfasis y desafío. Antes y después resonaban las marciales notas de una marcha finalmente llamada “4 de junio”. Esa única hora era la única excepción en un medio totalmente “privado”, en no pocos casos sinónimo de extranjero.
El informativo oficial se daba el gusto de romper lanzas, casi todos los días, con un matutino “liberal” al que mencionaba por su nombre (actitud hoy en desuso). Se inició proceso por “desacato a la nacionalidad” a un imperceptible escritor que se permitía descreer de las virtudes gauchescas. Un fiscal que recibió un documento de identidad extraviado por un teniente coronel en un alojamiento no precisamente familiar, le entabló juicio por adulterio.
La etapa iniciada aquella neblinosa mañana de 1943, no fue fácil ni divertida. Con el tiempo, y merced a aciertos de gestión mezclados con errores y contradicciones, apreciaríamos que fue necesaria. No se redujo a un mero “prólogo a Perón”, como aún creen algunos olvidando o menospreciando las realizaciones intrínsecamente “junianas”.
Uno de los escasos políticos que entonces vio claro fue Arturo Jauretche, a quien lo anecdótico no distraía de lo esencial, y que venía clamando, como otros argentinos angustiados y furiosos, por una reacción militar de signo y contenido nacional que compensara e hiciera olvidar el 6 de septiembre de 1930. Saludó el pronunciamiento sin la mística mesiánica del nacionalismo de “derecha” y sin ilusiones, pero lo saludó.
Coexistieron en los equipos de Ramírez pronazis, probritánicos, agentes yanquis, neutralistas consecuentes y nacionales “propiamente dichos”. Algunos de éstos, ya sin partido, cooperarían en la creación del peronismo.
Las agrupaciones políticas “tradicionales” olfatearon enseguida que aquel gobierno no las amaba, y correspondieron a tamaño desdén -sin precedentes con notable simetría. El general Carlos von der Becke demostró en el Círculo Militar la “absoluta imposibilidad de un desembarco aliado en Normandía”, práticamente a la misma hora en que éste había comenzado, según pudo saberse poco después. En 1955 presidió el tribunal “de honor” que privó a Perón del grado y el uniforme… Dos patéticos ejemplos de su ligereza como profeta.
La marcha de la contienda mundial, y la ya inocultable importancia adquirida por el coronel Juan Perón en los mandos militares y cargos de gobierno, se tradujeron en el relevo de Ramírez por el general Edelmiro J. Farrel. El desplazado había tenido que asimilar en silencio un episodio incómodo: la intervención de Tucumán, toda ella nacionalista, “fusiló” el retrato presidencial antes de irse dejando la bandera a media asta, por la declaración de guerra de Alemania, con el Japón rendido e Italia “fuera de combate”.
No es arbitrario asignar al régimen “juniano” los siguientes aportes:
• La tímida, precaria sustitución de importaciones a causa de la guerra en los mares, devino nacimiento de la industria argentina pesada. Fabricaciones Militares, hasta entonces poco más que un sello, se convirtió en hada tutelar del acero nacional. Con el general Savio alcanzaría, en la primera presidencia de Perón, niveles comparables a los actuales.
• El Ejército ocupó la franja vacante, por dejación del empresariado industrial nativo, en sectores decisivos del desarrollo.
• La dinámica social tuvo un portentoso impulso por parte del consabido coronel que asumió las tres oficinitas del Departamento Nacional del Trabajo con más entusiasmo y orgullo que la Vicepresidencia y los ministros de Guerra y Relaciones Exteriores.
• Con autoritarismo en ciertos casos cavernario, se reivindicaron sin embargo valores de la nacionalidad vinculados con la religión, el idioma, la cultura, las artes y letras, la investigación histórica y antropológica.
• En lo hechos, y sobre la marcha, se concretó lo que después se dio en llamar “alianza popular-militar”, sin la cual (nada que ver con “pacto” alguno) no hubiese llegado Perón a la presidencia ni permanecido en ella hasta septiembre de 1955.





A nuestros veinte años no saludamos el 4 de junio de 1943 porque, siendo políticamente populares, no éramos todavía del todo nacionales. Desconfiábamos de unas fuerzas armadas en apariencia idénticas a las de 1930. Pero en 1946, al dejar la Casa de Gobierno el general Farrel, ya habíamos entendido y aprendido algo.

lunes, 13 de junio de 2011

Modelo II.



"LA REACTIVACIÓN SE VUELVE VACILANTE EN EE.UU."



#desempleo del 9,1% en alza.



# de 223.000 empleos crados en abril a 54.000 en mayo.



# "son números abstantes sombríos" según la economista en jefe para América del Norte del BNP Banco Paribas.



# EE.UU. enfrenta una cirsis de empleo, dijo Mohamed El-Erian, CEO de Pacific Investment Management., que administra el mayor fondo de bonos del mundo.



# El crecimiento del PIB en el primer trimestre cayó a 1,8% anual, de 3,1% anual en el trimestre previo.



# La industria creció en mayo a su menor ritmo en el año.




Argentina.


"La producción de acero en el país viene creciendo desde hace dos años y las perspectivas del negocio son sólidas, a partir de una fuerte demanda interna, motorizada en especial por al industria automotriz, al cosntrucción, electrodomésticos de línea blanca y metalmecánica.
También tiene proyección positiva la demanda externa, impulsada por los emergentes asiáticos y latinoamericanos."

"En 2010 la industria automotriz y la siderurgia fueron los dos sectores estrella, solo la industria automoriz representó el 70% del PBI industrial, sostiene Ricardo Delgado, director de la consultora Analytica. El economista prevee un año bueno para la siderurgia, aunque un poco menos que en 2010 y considera que si el sector automotriz se mantiene fuerte, y va a demandar chapa de acero, y a también a nivel internacional se va a mantener, porque China es el principal consumidor y seguirá siendolo".

Argentina.

"El negocio de la gastronomía está sacudido por la ofensiva de marcas internacionales de comidas y cafeterías, el llamativo desembarco de grandes cadenas del interior del país y el desarrollo de nuevos sellos, que intentan sumarse a una movida que se inició hace dos años y que se expande a paso muy veloz."
"Tras retirarse de la Argentina a fines de los ´90, Wendy´s y Pizza Hut tienen previsto retornar al mercado local de la mano de quienes controlan Havanna; el mismo grupo además estudia la posibilidad de traer a KFK ( Kentucki Fried Chicken); los mexicanos de ALSEA socios de Burguer King y Starbucks harán lo propio con PFChang´s China Bistró.
Los cordobeses de Grido en plena expansión; Mostaza tiene previsto crecer a 60 locales en 2011, Tucson la cadena de parrillas estilo norteamericano ya cuenta con 8 locales y se dirige al interiror del país.

Los norteramericanos de Subway apuntan a duplicar sus 20 locales este año y llegar en el mediano plazo a 200.
Dicen que "el negocio está en expansión y hay mercado para nosotros y otros competidores."

(Fuentes consultadas del Suplemento económico i Eco del monopolio, del día 5 de junio del corriente; claro opositor al gobierno nacional, sin embargo...., los datos son mas que elocuentes, diría el General: "La única verdad es la realidad")

Chinos, mexicanos, estadounidenses, argentinos, confían en el presente y en el futuro ecconómico de la Argentina.
Modelo de inclusión industrial, de alimentos, de servicios, transportes, hacia el mercado inerno y hacia el exterior.
Llegan capitales de inversión genuina: trabajo y consumo.
Dignidad y sindicatos.

Esperamos la propuesta que profundice, y/o mejore y/o cambie si es necesario el rumbo de estos ítems de la economía mundial de boca por ejemplo de: Marcelo Longobardi o Marcelo Bonelli y luego de sus voceros: Alfonsín, Lilita, De Narvaez, Pino, Mauurizio, Das Neves y Duhalde.

GB



.

MODELO.








El titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, aseguró que el sector cerrará el año con dos dígitos de alza.


Mientras que Fausto Spotorno, economista de Orlando Fereres y Asocicados, dijo "que la construcción es uno de los sectores mas dinámicos, junto a los bancos y el comercio."


Armando Pepe, presidente del centro inmobiliario SOM, reconoció " es claro que las viviendas impulsan el índice, y esto se comprueba contrastando esta cifra con la cantidad de escrituras que comunica mes a mes el Colegio de Escribanos".


"Hay que aclarar que se construye vivienda pero también mucha industria, sobre todo en el interior del país. De hecho, nosoros registramos alta demanda de cemento en zonas como Rosario y el resto del corazón agrícola." ( Wagner).




Y..., "La industria textil bonaerense ya ocupa a mas de 44 mil trabajadores."


Estas cifras oficiales del ministerio de economía de la provincia afirman además que la ocupación en el sector supera en un 56,3% a la del 2003.


Un total de 11 distritos con las de 620 empresas dedicadas a la moda y a la indumentaria.




Estos datos pueden encontarase en Tiempo Argentino del día 1 de junio del corriente.


Como podemos ver, fuentes privadas y oficiales coinciden en la dinámica de la economía argentina por estos tiempos.


Mientras Ricardito Alfonsín nos va a enseñar cómo es esto de la "ética de la inflación", según sus declaraciones recientes junto al liberalismo de su candidato a vice y su Alianza con De Narvaeztengounplanvotamevotatealicaalicate.


Y para ello va a referirse al proceso hiperinflacionario que nos legara la UCR en el gobierno pocos meses antes de abandonarlo allá por 1988, con un promedio del 160% mensual en el alza de precios.




Modelo es inclusión con mercado interno activo; salarios, consumo, producción, comercio, inversión en el campo y en la ciudad.


Antimodelo es hiperinflación y liberalismo económico exclusivo y excluyente.


Para mas data al respecto ver situación actual en Europa y EEUU. de la mano del neoliberalsimo económico y social.




Prof GB

miércoles, 8 de junio de 2011

"Hay que hacer lo que es justo hacer"







...dijo Jorge Luis Borges con respecto a los fusilamientos del 9 de junio del año 1956.






Compañeros: Cano, Cortínez e Ibazeta, Caro, Noriega y Videla, fusilados en Campo de Mayo.


Compañeros Yrigoyen, Costales, Lugo,Braulio y Norberto Ros, Albedro fusilados en la comisaría de Lanús.


Compañeros Lizaso, Carranza,Garibotti, Rodríguez y Brion, fusilados en los basurales de José León Suárez.


Compañeros Irigoyen, Zanetta y Ramón Videla, fusilados en La Plata el 10 de junio.


Compañeros Cogorno y Abadie, fusilados el 11 y 12 de junio en La Plata.


Compañeros Gareca, Quiroga, Paolini y José Rodríguez fusilados en la Escuela de Mecánica.


Compañero Maurino ametrallado en el Automóvil Club Argentino de la Cap. Fed.


Compañeros, Costa, Paunetti, Luciano Rojas y Valle, fusilados en la Penitenciaría Nacional.


Compañero asesinado simulando suicidio por ahorcamiento en la comisaría de Lanús, Jofré.


Presentes en la Memoria y la Historia de la Resistencia Peronista.

Son nuestra Identidad.

GB